Generaciones

De Humanipedia
Saltar a: navegación, buscar

(del lat. generatio, -onis, cfr. genus, estirpe). A medida que la producción social se desarrolla crece el horizonte humano, pero la continuidad de ese proceso no está garantizada por la simple existencia de objetos sociales. Para el Nuevo Humanismo la continuidad está dada por las g. humanas que se interactúan y transforman en el proceso de producción. Estas g. que permiten continuidad y desarrollo son estructuras dinámicas, son el tiempo social en movimiento sin el cual una sociedad caería en estado natural y perdería su condición de sociedad histórica como ocurrió en la desestructuración de los imperios de la antigüedad.

Las guerras han sido factores decisivos en la "naturalización" de las sociedades al destruir la continuidad por reducción violenta de la generación joven. Dentro de un mismo horizonte temporal, en un mismo momento histórico, concurren quienes son contemporáneos y, por tanto, coexisten, pero lo hacen desde un paisaje de formación propio en razón de su diferencias de edad con otras g. Este hecho marca la enorme distancia en la perspectiva que sostienen las g. Éstas, aunque ocupen el mismo escenario histórico, lo hacen desde un diverso "nivel" situacional y experiencial. Ocurre, por otra parte, que en todo momento histórico coexisten g. de distinto nivel temporal, de distinta retención y protensión y que, por tanto, configuran situaciones diferentes. El cuerpo y el comportamiento de niños y ancianos delata, para las g. activas, una presencia de la que se viene y a la que se va y, a su vez, para los extremos de esa triple relación, ubicaciones de temporalidad también extremas. Pero esto no permanece jamás detenido porque mientras las g. activas envejecen y los ancianos mueren, los niños van transformándose y comienzan a ocupar posiciones activas. Entre tanto, nuevos nacimientos reconstituyen continuamente a la sociedad. Cuando, por abstracción, se "detiene" el incesante fluir, puede hablarse de un "momento histórico" en el que todos los miembros emplazados en el mismo escenario social pueden ser considerados contemporáneos, vivientes de un mismo tiempo (en cuanto a fechabilidad se refiere). Pero estos miembros, observan una coetaneidad no homogénea (en lo que hace a su temporalidad interna y a su experiencia). Las g. más contiguas tratan de ocupar la actividad central (el presente social), de acuerdo con sus particulares intereses, estableciéndose con las g. en el poder, una dialéctica en la que se verifica la superación de lo viejo por lo nuevo.

El tema de las g. ha sido tratado por varios autores entre los que destacan Dromel, Lorenz, Petersen, Wechssler, Pinder, Drerup, Mannheim y, por supuesto, Ortega.