El Informe Denisova

From Humanipedia
Jump to navigation Jump to search

Novela de Javier E. Belda publicado en 2022

Portada El Informe Denisova.jpg


Descripción

El Informe Denisova transcurre a lo largo del año 2032, momento histórico en que la inteligencia artificial ha sobrepasado las capacidades humanas habituales. Investigaciones especializadas hacen referencia a un «punto de Singularidad». Según los estudios del Centro Mundial de Pronosticación Sistémica, este punto implica un salto de la «forma mental» de la especie humana. Denisova, junto a otros protagonistas, formará parte de un plan, organizado por el CMPS, en búsqueda de «concomitancias». Así comienza para ella un recorrido iniciático: desde una futurista urbe moscovita, pasando por templos sagrados de India, hasta llegar a recónditos lugares del Himalaya. Mientras, en el tiempo histórico, ocurren profundas transformaciones en todos los campos, que implican al mundo interno a través de la neurociencia.

Sinopsis

Nuestro futuro se presenta inquietante. Ocurrirán grandes cambios en la tecnología y en la ciencia los cuales impactarán en el sentido de nuestra sociedad y de nuestras vidas. El informe Denisova se remonta cuatro décadas atrás dando continuidad a la novela de Salvatore Puledda El informe Tókarev, de 1981. Desde aquellos años Javier Eugenio se proyecta hacia la cuarta década del siglo XXI, mostrando un futuro en transición a lo desconocido. A través del suspense, la novela nos acerca a una nueva espiritualidad que emerge desde la inestabilidad y la búsqueda. «Siempre quedará a creiterio del lector interpretar la novela como una posible segunda parte de El Informe Tókarev, o bien, ser considerada independiente», en palabras de su autor.

Cuando el autor de este libro manifestó a los amigos su interés por escribir la continuación a El Informe Tókarev del profesor, escritor y humanista Salvatore Puledda, mi primera reacción fue de escepticismo ante el desafío. Pero cuando, meses después, me envió el borrador, quedé gratamente sorprendido al constatar que tenía ante mí, no solo un digno sucesor de El informe Tókarev, sino un libro con vida propia y que podía, muy bien, remontar el vuelo solo.

El Informe Tókarev, escrito en 1981 en plena guerra fría, es un excelente libro de política ficción en el que un profesor ruso, Yuri Vasíliev Tókarev, investigador social y profesor de religiones comparadas, se ve inmerso en una apasionante aventura en el mundo externo (Rusia, India, los Andes argentinos) y por su mundo interno, guiado por leves indicios y una buena dosis de intuición, aunque bien tutelado por una extraña comisión de científicos en los márgenes de un Sistema que se derrumbaría años después en el mundo real.

El Informe Denisova se aleja de la política ficción y se adentra directamente en la ciencia ficción, situando su acción en un cercano 2032. Comienza con una conferencia de Yuri V. Tókarev y sigue con la relación que establece Denisova (una antigua alumna suya de antropología cultural) y un grupo de amigos e investigadores con el profesor. La propuesta, del Centro Mundial de Pronosticación Sistémica, consiste en una misión para tratar de verificar si se están produciendo situaciones de concomitancia relacionadas con la Singularidad.

En un determinado tipo de ciencia ficción (o política ficción) se entrelazan y dan la mano lo extraordinario, lo hipotético y el misterio, a la vez que se utiliza dicho marco para analizar, criticar o poner sobre la mesa ciertos aspectos del presente, así como especular sobre el futuro, abriendo ventanas para alentar nuevas miradas e inducir al lector a adentrarse en ignotos horizontes.

Como dice el profesor, escritor, editor y gran divul¬gador de la ciencia ficción, Miquel Barceló, en su libro Ciencia ficción. Nueva guía de lectura: «Para mí la ciencia ficción es, esencialmente, una literatura de ideas».

«Conviene recordar aquí que gran parte de la mejor ciencia ficción intenta responder a la pregunta “¿Qué sucedería si…?”, en la que se analizan las consecuen-cias de una hipótesis que se considera extraordinaria o todavía demasiado prematura para que pueda darse en el mundo real.

»Este es el aspecto especulativo de la ciencia ficción,el que también nos prepara para enfrentarnos a un futuro distinto.

»En la actualidad se ha superado la primitiva orientación limitada a las ciencias físico-naturales y el planteamiento general del “¿Qué pasaría si…?” se ha extendido al análisis de hipótesis que también corresponden a la psicología, la sociología, la antropología o la historia, y en definitiva al conjunto de las ciencias llamadas sociales. Con ello se ha extendido el ámbito temático de la ciencia ficción a la par que han variado los contenidos propiamente literarios del género».

Pues bien, El Informe Denisova se ajusta como anillo al dedo a estas afirmaciones.

Por otra parte, quiero resaltar que, en algunos capítulos, el autor utiliza de forma deliberada, y muy acertada, una mezcla de ambigüedad e intriga, no solo para mantener la atención del lector sino, también, para invitarle a hacer un esfuerzo y descubrir misterios sutilmente esbozados.

No quiero dejar pasar la ocasión para resaltar las tres leyes sobre tecnociencia de Arthur C. Clarke que, aunque menos conocidas que las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov, no por ello son menos interesantes:

Primera: «Cuando un científico famoso, pero ya de cierta edad, dice de algo que es posible, es casi seguro que esté en lo cierto. Cuando dice que es imposible, probablemente se equivoca».

Segunda: «La única manera de encontrar los límites de lo posible es ir más allá de esos límites y adentrarse en lo imposible».

Tercera: «Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia».

A las que añadiría, de rondón, una cuarta: «La más grande magia está alojada en el fondo inconmensurable de la Mente».

Quien dice mente, dice espíritu. Así, El informe Denisova combina lo mejor de la ciencia, la imaginación-intuición y la intención; es decir, la expresión del espíritu humano. Quién sabe si a El Informe Tókarev y a El informe Denisova le seguirán otros, dando lugar a una nueva y prometedora serie.

Para terminar, quiero hacerlo con las palabras de una gran y entrañable maestra de la ciencia ficción:

El 19 de noviembre de 2014 la Fundación Nacional del Libro estadounidense entregó sus premios anuales durante una ceremonia celebrada en Nueva York.

Ursula K. Le Guin subió al escenario para recoger la Medalla por la contribución a las letras americanas y esto fue parte de lo que dijo:

«Creo que llegan tiempos difíciles en los que buscaremos las voces de escritores que sepan ver alterna¬tivas a nuestro modo de vida actual, y que sepan ver, más allá de nuestra sociedad temerosa y sus obsesivas tecnologías, hacia otras formas de ser, e incluso imaginen bases sólidas para la esperanza. Necesitaremos escritores que sepan recordar la libertad. Poetas, visionarios, los realistas de una realidad más amplia.

»Vivimos en el capitalismo. Su poder parece inexorable. También lo parecía el derecho divino de los reyes.

Todo poder humano puede resistirse y cambiarse por seres humanos. La resistencia y el cambio muchas veces empiezan con el arte, y muy a menudo con nuestro arte, el arte de las palabras.

»… el nombre de nuestra hermosa recompensa no es “beneficio”. Su nombre es “libertad”».

Acomódese y disfrute de la lectura.

Enrique Collado Rueda

Edición

© Tandaia, s.c. - A Coruña - España

ISBN 978-84-18988-11-0 Depósito legal: C 272-2022

Diseño de cubierta: © Tandaia

Imagen de cubierta: © Martín Irurozki

Impresión: Ulzama Digital

Enlaces

España:

Librería Desnivel

Casa del Libro

México:

Casa del Libro

Colombia:

Busca Libre